jueves, junio 25, 2009




ALLÁ Y NO ACÁ


Y si un día despierto allá y no acá
y te quiero dar un beso para no quitar la extrañeza
de aparecer allá y no acá
Al final, hay que actuar como que fuera normal
y dejarse llevar por lo primero que ocurra,
por lo segundo que se esconda y por lo tercero que se espante.
Espantarse por aparecer allá y no acá.

1 comentario:

Dolores Cañamo dijo...

mejor acá que allá