viernes, junio 12, 2009





Los ascensores siempre me llaman la atención y hoy no recordaba qué número de piso debía presionar y qué puerta golpear.
Esos pasillos de departamento me dan medio, son angostos. Los departamentos son extraños y los soporto poco, los ascensores me marean y escuchar a los Ramones ahí dentro en tu mp4 muy fuerte es un poco desubicado.

La secretaria del sr. psiquiatra canta bonito y escucha radios mamonas, y es pelirroja, y usa el teléfono de la oficina para saber de sus amigas, pero no importa, canta bonito.

El psiquiatra se parece a un profesor, pero no importa tiene una linda vista de Santiago que a mí me parece un Tokyo cualquiera. Ojalá mirar más cómodo los miles de edificios, pero sería un poco desubicado. Entre medio de esto me sentí "Perdido en Santiago".

Mientras, el psiquiatra tipea el certificado médico con un teclado de computador que suena como máquina de escribir.

El psiquiatra sabe ingles, sabe mirar a los ojos, no sabe mucho de orden y creo que no le gusta el cine. Quise preguntarle: ¿Oiga, y a usted le gusta el cine?

A quien no.
Pregunta tonta.
"Usted está loco y debería internarse".

En ese momento pensé "¿qué pasaría si un paciente muy loco saca una pistola y mata al psiquiatra?" , en ese momento también pensé que algún otro paciente loco podría robarse uno de los tantos libros de psicología en ingles que habían ahí ¿la razón? no sé, de pura maldad.

En ese momento saqué mi libreta de anotaciones para recordarme uno de estos cuantos detalles, ya que mi memoria anda estúpida, y eso que no me he puesto nada. Nunca. Ojo.

Hey tú, analízame.

2 comentarios:

RafaChafa dijo...

esto es diferente, me gusta lo diferente. lo que no me gusta es que no se puede denunciar a los administradores de blogger.

Manolete dijo...

Weeennaaa pepe...esa es la actitud, la de robarles a los siquiatras...vivan los rateros de sicologos..