sábado, abril 10, 2010

La extraño

Oiga, la extraño,
quisiera ser el reflejo aquel,
ese color de uñas,
tu trabajo para la universidad.

Quisiera seguir divagando
sobre los destinos
de nuestras cabezas.

Oiga, la extraño,
sobre todo en los momentos,
sobre todo en las canciones,
sobre todo en las partes
donde las películas se vuelven fomes.

Quisiera ser de mares,
de amores bien completos,
de temas de escalera,
de una raza sociable.

Oiga, dónde está,
la extraño ¿sabe?
le juro que la pienso
más veces que en la muerte misma.

Quisiera doblar la materia
y partir corriendo
llegar altiro
y seguir riendo.

Oiga, la extraño, la extraño de verdad.



Sábado, 10 de abril de 2010 (01:30:22)
(¿qué hacías cuando te llamé?)

1 comentario:

tripas dijo...

no era lo que tu estabas pensando obviamente.
ay tillo sabis que el jueves tengo prueba y ya tengo un rojo porque cuando me agacho a escribir me corren ríos de moquitos y no puedo leer tranquila :(
te amo barbón, vente pronto